GUIA No. 7 – MANEJO DE RAIDS

  

Gestió n de raids en

redhat Redhat para todos Breve manual de configuración de raids en redhat

INTRODUCCION - ¿Qué es RAID?

  

Un arreglo de discos en RAID es un conjunto de discos que funcionan en conjunto formando una

sola unidad lógica. Por ejemplo, se pueden tener 5 discos de 100 Gb; de estos, 4 se usan para

almacenar la información y el 5o como paridad para verificar la información. Dichos discos en

conjunto, se verán como una unidad lógica de 400Gb solamente.

Esto aplica principalmente a las SAN o Storage Area Network (Área de red de almacenamiento),

las cuales, se encargan de distribuir las cargas sobre arreglos de discos. Otra versión son las NAS

o Network Attached Storage (Almacenamiento Ligado a la Red).

Entre las características principales que puede tener un RAID, las cuales pueden ser configuradas

de acuerdo a lo que uno requiera, son:

Mirroring. Es cuando diversos discos tienen repetida información a través de ellos. Así, se logra

tener una facilidad para poder soportar fallas de discos. Este se puede combinar con el hot

swapping donde un disco se puede retirar sin problemas cuando falla y se inserta uno nuevo

sin dar de baja el arreglo de discos.

Striping. En esta forma de configuración, se tienen secuencias de bloques guardados a través

de los distintos discos que componen el RAID. Dicha configuración es muy rápida por el

paralelismo que se tiene para acceder a la información.

  . Esta forma es muy segura para prevenir pérdida de información, al incorporar

  Error correction

un disco de paridad para poder validar cada bloque está siendo leido o escrito. Sin embargo, el

lograr este tipo de tareas, hace que sea la configuración más lenta.

  ¿Qué NO es RAID?

RAID NO es respaldo de información. El hecho de tener un RAID no significa que se está

respaldando la información. Si previene pérdidas o fallas de discos simples o cierta cantidad de

información; sin embargo, siempre puede haber toda clase de situaciones que pueden dañar un

RAID completo: incendio, terremoto, obra humana intencional o no intencional, falla del hardware , falla del software que distribuye la información, etcétera.

  

Entonces, para complementar nuestro RAID, deberemos tener una estructura especial para

realizar nuestros respaldos. Estos pueden hacerse hacia cinta o disco. Incluso puede ser hacia

otro RAID.

  Niveles de RAID

  

Hay distintos niveles de RAID, van desde el 0 hasta el 6 más sus híbridos 0+1 y 1+0. Los más

comunes son el 0, 1, 5 y los híbridos. Los trataremos en este post. El resto los podrán ver en

Standard RAID levels.

  RAID 0

Conocido como stripe set o striped volume o simplemente stripe. No tiene paridad ni

redundancia, simplemente la distribución equitativa de los bloques de datos entre los distintos

discos que lo componen.

Si uno de los discos que lo componen es menor en capacidad, ésta determinará el tamaño para

el resto de discos aunque tengan una capacidad mayor.

  Así, si tenemos 2 discos de 100Gb y uno de 80Gb, entonces la capacidad total del disco será: capacidad = 3 discos x 80Gb = 240Gb

RAID 1

  

En este nivel de RAID, se hace una copia de cada bloque guardado en los distintos

discos que conforman la unidad lógica. De manera ideal, se hace sobre pares de

discos y nuevamente, el disco más pequeño determina el factor para calcular el

tamaño completo del RAID.

Este nivel es útil cuando no se tiene tanto problema por espacio y se requiere un buen

rendimiento de lectura y confiabilidad de los datos. Así, mientras más discos sean

miembros del RAID, se incrementarán dichas ventajas.

RAID 5

  

En este nivel de RAID, se hace un stripe a nivel de bloque más un bloque paridad para

mantener la seguridad en los bloques de los discos restantes. De esta forma, bajo este

esquema se tiene mucha seguridad en los datos sin sacrificar espacio en los discos.

Si tuviéramos un esquema RAID 1 y tenemos 4 discos de 100gb, el espacio para

guardar la información, sería de 200gb, porque hay que recordar que se replican los

bloques en cada disco. Pero en RAID 5, se puede tener hasta 300Gb.

Esta es una forma popular por la cuestión del tamaño de almacenamiento

básicamente. Sin embargo, al incluir el bloque de paridad, disminuye el rendimiento en

cuanto a lectura y escritura de datos.

RAID 0+1 (híbrido)

  

También conocido como RAID 01, este es un híbrido resultado de mezclar el RAID 0 y

el RAID 1. Es un espejo de stripes. Es decir, al mismo tiempo que es un stripe, se

maneja otro conjunto de discos que hace un espejo de dicho stripe.

Tiene un mínimo de 4 discos y al estar mezclando los dos tipos de RAID mencionados,

asegura la información un poco más sin desperdiciar la eficiencia al consultar la

información guardada en ellos.

  RAID 1+0 (híbrido)

También conocido como RAID 1&0 o RAID 10, este también es un híbrido del RAID 0

y del RAID 1. Sin embargo, están invertidos con respecto del otro híbrido. En este

caso, es un stripe de discos espejos. Esta opción de arreglo de discos, es muy rápida,

nada más superada por el RAID 0 que ya vimos en este post. Dicha eficiencia la tiene

manteniendo un estándar de seguridad de los datos similar al RAID 1 y el RAID 0+1.

  Describir los pasos generales para la instalación de Red Hat Linux sobre un RAID software de nivel 1 en un ambiente virtualizado.

  Se debe crear un Disco de Respaldo

  Luego de haber creado la maquina virtual y el disco de respaldo se debe instalar el sistema operativo en este caso Red Hat

  2. Con los comandos de diagnóstico del RAID, evaluar el estado actual del mismo para cada uno de los pasos.

  Verificar los detalles del RAID con el siguiente comando :

  #mdadm --detail /dev/md0 #cat /proc/mdstat

  3. Simular una falla en alguno de los discos desde la línea de comandos de Linux.

  

Para simular una falla en alguno de los discos se utiliza el siguiente comando (hay que

tener en cuenta los discos que configure cada uno y se debe estar como root):

  #mdadm /dev/md0 –f /dev/sdb1

  

NOTA: recuerde verificar el estado cada vez que corra un comando mediante

los comandos anteriores de verificación.

  4. Retirar uno de los discos y mirar que comportamiento tiene ahora el RAID. Nota: Una vez simulada la falla, retirado el disco y hecho verificaciones, se reinicia la VM temporalmente y esta debe arrancar con el disco que quedo montado

  Simular Retirar Disco:

  mdadm /dev/md0 –r /dev/sda1

  Verificar los detalles del RAID:

  • mdadm

  Verificar los detalles del RAID:

  mdadm --detail /dev/md0 cat /proc/mdstat

  5. Reiniciar la máquina virtual y volver a agregar el disco sobre el cual simulamos la falla : Volver a agregar el disco, encender de nuevo Linux; y adicionar de nuevo el disco virtual al RAID 1.

  Adicionar de nuevo el disco al RAID:

  mdadm /dev/md0 –a /dev/sda1

Mostrar más